El diseñar y aplicar estrategias y acciones que permitan dar cumplimiento en el país a los principios de la Convención de Naciones Unidas contra la Corrupción (UNCAC) para prevenir este flagelo es uno de los principales propósito de la Mesa Anticorrupción.

La alianza convoca a las organizaciones públicas, privadas, la academia y a la Sociedad Civil organizada, a fin de asegurar la toma de conciencia sobre el riesgo e impacto de la corrupción en la sociedad. Para ello, genera actividades y alianzas que van dirigidas a prevenir eventuales faltas a la probidad, adoptadas a partir de la Convención, junto con desarrollar iniciativas emanadas en las propias mesas de trabajo, a fin de fortalecer una red de colaboración interinstitucional que fomente las buenas prácticas y el compromiso social con las medidas que combatan la corrupción.